Argot funerario: ¿Qué es un cipo?

Desde Collyfer, ya sabes que queremos promover todo lo relacionado con nuestro sector: curiosidades,  costumbres o tradiciones desde su origen de forma fácil, clara y sencilla. Y es que aunque no lo creas el argot funerario tiene mucho significado y peso histórico que merece la pena conocer. Por ello, hoy vamos a abordar el termino «cipo». ¿Sabes a que hace referencia?

Proveniente de la época etrusca y romana, el cipo funerario estaba muy integrado como elemento de ornamentación funeraria. Básicamente un cipo funerario (en latín, cippus), es una estructura arquitectónica vertical con forma prismática (como una pilastra o pedestal) o cilíndrica (como una columna) que se colocaba en las tumbas en honor de un difunto.

¿Para que se utilizaba? El cipo funerario se utilizaba originalmente para marcar el lugar de un enterramiento: estaba compuesto por tres elementos puestos uno encima del otro: un zócalo, una parte central que podía tener forma de columna o cuadrada y se remataba en forma triangular con tejado a dos aguas o rematado con pequeños ornamentos en forma de espiral muy comunes en la columna jónica.

En la parte central se solían labrar epitafios, policromar imágenes o grabar la fecha y el nombre de la persona a la que estuvieron dedicados. El material con que se realizaba era mármol pues entonces era la piedra por excelencia. Cabe decir que a veces esta columna albergaba en su interior las cenizas de la persona fallecida, siendo una urna funeraria.

Su forma arquitectónica fue tomada de los hitos fronterizos que servía para delimitar o marcar las propiedades o territorios también se le conoce con el nombre de mojón o coto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Sitio web

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.