La otra cara de las fiestas: ¿tristeza en Navidad?

Es inevitable. Y sobre todo este año en el que todos estamos mentalmente un tanto agotados. Según se van acercando las fechas navideñas y los periodos festivos esos en los que en principio se presuponen llenos de magia e ilusión, a muchos nos inunda una profunda tristeza. ¿Por qué algo que aporta tanta alegría a unos entristece tanto a otros? La respuesta es bastante sencilla y evidente, ya que la ausencia de seres queridos y personas importantes en nuestra vida está muy presente durante estas fechas.

Las navidades son para compartirlas con la familia: cena en nochebuena, comida en navidad, cena en nochevieja, comida de año nuevo, reyes… son tres semanas consecutivas cargadas de reencuentros. Parece ser que este año también pero no como a lo que estabamos acostumbrados normalmente por lo que muchos se quedarán solos o no podrán estar todos los que quisieran. Pero, si a esto le sumamos aquellas personas que ya no están, ¿qué ocurre cuando empieza a faltar alguien en la mesa? ¿o cuando ver a otros familiares te recuerda la pérdida de aquella persona tan importante? Es por eso que muchos desean pasar estas fiestas de forma rápida y sin un exceso de celebraciones.

No obstante, debemos recordar que la muerte forma parte de la vida y, al igual que la tristeza de muchos en estos días, es totalmente inevitable. La carga emocional y las ausencias se harán más patentes a través de sentimientos como la angustia, la tristeza, el dolor, la pena y quizás la rabia.  Pese a todo, debemos ser conscientes de que las navidades en sí mismas no son dañinas, sino que nos producen todas estas emociones a raíz de un conflicto propio no resulto, en este caso el duelo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Sitio web

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.